• Ultima Actualización: junio 3, 2022|
  • Ultima Actualización: agosto 18, 2022|
  • Oración al Demiurgo

    Esta oración comprende 33 veces la letra T en posición fuerte o tónica y, por esto, se la denomina generalmente, la oración de los 33 Taus (tees).

    Proveniente de los Druidas, esta invocación no se traduce para no perder su magnetismo que es la característica del planeta Mercurio (símbolo de la Razón y Mensajero Celeste).

    Oración de los 33 Taus.

    Recitado en su texto original.                                

    Esta oración coloca a los asistentes en un plano superior.

    Es una plegaria transmitida por los Druidas, pero proveniente, con toda seguridad,       de las Iniciaciones más antiguas.

    Es la eliminación del mal.

    Dr. S. R. de la Ferriére, Los Grandes Mensajes.

    Oración de los 33 Taus

    Oh Demiurgo, escúchame.

    Demiurgo Eterno, Demiurgo Infinito,

    Demiurgo Unico.

    Fuerza, Justicia, Amor: Ayúdame.

    Tú que eres la Flama, Tú que eres el Fuego,

    Tú que eres la Luz: Protégeme.

    Tú, Substancia Espiritual

    y Eterna,

    Ser Perfecto, Ingenerado, Inmutable.

    Que eres sin comienzo,

    sin medio y sin fin,

    Y que eternamente

    se engendra a Sí mismo…

    Tú, Arquitecto Sublime,

    que por el efecto de Tú Voluntad,

    sacas de la nada todo el Universo.

    Tú, Eje y Polo del Cosmos

    Infinito, Eterno, Increado.

    Tú, Causa original

    y permanente de todas las cosas.

    Tú, Alma y Estabilizador de los Mundos.

    Tú, Maestro de las entidades de los Tres Mundos.

    Tú, Fuente inagotable de Vida

    y de Inteligencia.

    Yo soy Tú mismo

    Yo Te veo en todas partes

    Yo Te siento en todo lugar.

    Tu Verbo es la Armonía

    de los mundos y de los Cielos.

    Tú eres TODO.

    Tú eres la Vida,

    Tú eres la Muerte,

    Tú eres el Vacío,

    Tú eres la Plenitud,

    Tú eres la Obscuridad,

    Tú eres la Luz,

    Tú eres el Silencio,

    Tú eres el Trueno.

    Tú estás dentro, fuera,

    arriba y abajo,

    en el centro y en la periferia.

    Tu envuelves el Infinito

    y el Infinito está pleno de Tí.

    Tú abrazas y Tú contienes TODO.

    Tú eres el Todo que es UNO

    Oh, Demiurgo

    Oh, Maravilloso Silencio…

    Parece chiste, pero es Anécdota...

    2016, había regresado a vivir a mi ciudad natal, Puebla, como era de esperarse fui a tocar puertas a diversos templos, que difícil fue vivir como me cerraban las puertas por ser hijo de Valle de México, no quiero aburrirlos con los detalles, pero Valle de México en muchos lugares del país es visto con malos ojos, se ha ganado su lugar en la historia de cada Estado que no siente aprecio por ellos, más eso no debería ser una condena para los que somos hijos de Valle, no somos responsables de los errores de los que han presidido el poder e hicieron un uso abusivo…Pero en mi rancho rezan como si se tratara de algo que no es posible cambiar y fuera universal “justos pagan por pecadores” 

     ¿Qué no la primera enseñanza es ser fraterno con tu hermano y que en cada Logia habría de encontrar una espada y un brazo en el cual apoyarme? 

    Para Puebla no, de espurio, irregular y salvaje no me bajaron en algunos lugares, un pequeño puño de hermanos, me abrió las puertas muy amablemente, pero ya se la saben (dicen en los tik-toks), siempre lleva “chanfle” la fraternidad en un lugar donde se considera que la Masonería es cosa del diablo, donde imaginan el proceso iniciático como si nos tratásemos de sabios consagrados por la divinidad, gran perdición el trabajar con tan pocos hermanos, con cualquier discurso impresionan a los que no están acostumbrados a tener un pensamiento crítico o a leer al menos una hoja al día, sin duda Puebla no ha dejado de ser una ciudad con un rezago ideológico y cultural abismal  hablando para este particular de Masonería y que se ponga el saco a quien le quede, si no te queda, no te lo pongas.

    ¿Hablar de Masonería? Ni pensarlo, es cosa del diablo y para los masones es algo secreto y que jamás debería pronunciarse en un lugar, su enseñanza, ni que decir, un día andaba con mi pin de maestro, como cualquier ser pensante que se siente orgulloso de pertenecer a una institución o tener una ideología, imagina, un hermano diciéndome que no debería portar distintivos y que lo evitara por respeto a él, no tuve más que responder que si le importunaba mi presencia, no estaba obligado a estar frente a ella… Lo he dicho en diversas ocasiones y lo reitero, la fraternidad no es un cheque en blanco que cualquier taimado puede querer cobrar por el simple hecho de ser iniciado, el lugar en la vida de tu hermano y el respeto se construyen, no te lo da un título pomposo, si alguien no está de acuerdo, no escribo para que estén de acuerdo conmigo, lo hago para que reflexionen.

    Ahora que lo recuerdo, mis haters más importantes son de mi ciudad, como buenos poblanos, escondidos en lo oscuritos, con perfiles ridículos en redes sociales tratando de señalarme,  aventando la piedra y ocultando la mano, saludándome amablemente en la calle, algo típico de mucha gente de aquí, que les puedo decir, eso me gusta de mis hermanos en la CDMX si alguien no le caigo bien me lo dice de frente y como hermano siempre escucho atento y amablemente respondo ¿Quién dices que eres? Porque tampoco conozco a todos, ni tengo el interés de hacerlo, ni soy responsable de que mi contenido les cause conflictos emocionales, o diarrea mental, no escribo para ofender a nadie, pero tampoco lo hago para agradar a todos, lo que si busco, es que reflexionen algo, si no les gusta mi contenido, al igual que al hermano, no están obligados a consumirlo, eso si agradezco su franqueza, es mejor que la doble moral e hipocresía practicada aquí .

    Regresando al tema, en 2017 tuve la oportunidad de presidir trabajos en Puebla, en una logia donde conocí hermanos muy amables… Siempre que pensara igual que su líder moral, que hicieras voto de pobreza y hasta cierto punto le rindieras pleitesía, cosa que jamás hice, me gusta(ba) cacarear que yo me había hecho, crecido y constituido en Valle de México no les gustó mucho, pero la fraternidad siempre debe estar por encima de las causas egoicas personales, algo tenía que aprender de ellos y ellos de mi, era algo que definitivamente no esperaba,  pero tampoco iba  a despreciar, me sentía competente y encantado de poder servir a mis hermanos. Quien quería presidir antes de que yo llegara y me colara como gota de agua se molestó, dejo de ir y clásico, se resintió porque “le tocaba a él” como si la Veneratura se tratara de ganártela para usar el poder a discreción y decirle a los demás que tu eras el “Huey Tlatoani”, el que decía como se debería de rebanar el bacalao (jajajaj amo esta frase de mi Primo, cada vez que la escribo lo escucho en mi mente decirla)

    Pequeño breviario, recuerda que el que está presidiendo los trabajos está ahí para servir de ejemplo y mostrar el lado más humano que como iniciados debemos tener, ayudarte, cooperar, ser atento, servir al poder como instrumento de crecimiento a los hermanos, si de casualidad le encanta decir que el es el mejor, el que más sabe, que sin su aprobación no se puede y te quiere decir como vivir tu vida, aléjate de ahí o pregúntate lo siguiente, suponiendo que tus Padres sigan vivos ¿A tus veinti, treinta o cuarenta y tantos te van a decir como vivir tu vida? Al menos, yo no lo aceptaría.

    Aclaro y pongo en mayúsculas mentales que fue un año increíble y lleno de aprendizaje, siempre me había gustado desde las gradas observar, aprender y después aplicar en mi vida, sin mayor aspaviento, tenía la responsabilidad de mis hermanos, de ser una figura de ejemplo para ellos, aunque yo jamás me he considerado un ejemplo, o a lo mejor si, soy un ejemplo de un mal ejemplo, pero ese era mi momento de servir, así que lo tome como una encomienda como si de ella dependiera la vida de otros…  

    Los lunes era presidir trabajos, los martes organizar el tema de la siguiente semana, los miércoles era docencia, los jueves iba a York en la CDMX y los viernes a mi madre Logia en Valle de México, sábado solía haber actividades masónicas diversas y los domingos tenía extendida una invitación para ser parte del escultismo, orden paramasónica por si alguien no lo sabía, entre semana buscaba ir a visitar otras logias para conocer más hermanos e invitarlos a trabajar con nosotros, estrechar vínculos… Un año con muchísimo aprendizaje (suspiro emocionado y se me sale una lágrima de cocodrilo), ya para diciembre de ese año, estaba saturado de masonería, me separé de forma abrupta para el 2018, estaba agotado de la orden, llegué a la reflexión que ser iniciado no significaba sacrificar mi vida social, económica, laboral, familiar y lúdica, me parecía imposible pensar que todos los hermanos que conocemos que han dejado un legado en la historia se la vivieran toda la semana desayunando, comiendo y cenando masonería, pero si, me parecía que habían puesto todo el empeño en que cada lección aprendida la llevaran a su vida y la aplicaran para forjar lo que hoy conocemos como presente y es parte de la historia de la Masonería.

    Comprendo el caso de muchos hermanos que ya están jubilados, hijos adultos, sin pareja o sin familiares y/o amigos y pues si bien la masonería no es un asilo, la verdad es que a los adultos mayores les da un propósito y mantiene sus mentes vivas, pero algunos, equivocados en su percepción quieren que te la pases tanto tiempo como ellos y se olvidan que ellos ya vivieron su vida, muchos de nosotros, la estamos viviendo y no tenemos la intención de que cada momento del día, la semana, el mes o el año esté consagrado a la masonería, pero eso si, de vivir cada lección que vamos aprendiendo al paso que elegimos vivir para garantizar que no trabajamos inútilmente. 

    Mi reflexión para quien tenga ojos, es, que la masonería sea una poderosa herramienta para transformar tu realidad y a su vez la de los que te rodean, pero que nunca sea un arma para aislarte del mundo, relaciones, familiares, trabajo y querer adoctrinar a otros o separarlos de su vida, tan importante es tu vida personal como la masónica y el correcto balance garantizará prosperidad, salud y abundancia, el exceso de cualquiera de las dos, te llevará a la perdición, si es de la masonería a convertirte en un fanático de la orden, que si lo piensas, gracias a ellos es que va en decadencia. (Se tenía que decir y se dijo)

    Hermano Benjamín

  • PRELIMINARES

    Esta Cer.·. estará a cargo de MM.·. MM.·.. Admitido un Postulante a iniciación será conducido por su padrino al Temp.·. el día y hora prevenidos. Una vez dentro del local lo entregará al Prim.·. Exp.·. y al Terr.·., quienes estarán vestidos con dominó negro. En el acto el Prim.·. Exp.·. pide al Postulante los derechos a la Iniciación, le venda los ojos y lo conduce, dando muchos rodeos a la:

    INICIACIÓN

    En la sala de preparaciones, se simulará la existencia de cinco cámaras, con las inscripciones siguientes: DISCRECIÓN, BENEFICENCIA, CIENCIA, VALOR y de REFLEXIONES. Estas cámaras no tendrán ninguna decoración, excepto la de REFLEXIONES, que estará conforme la describe la liturgia. Además de los maestros expertos, se nombrarán los que sean necesarios, según el caso, y vestirán DOMINIO NEGRO. Para este ceremonial deberá tenerse preparada una Antorcha o cosa que haga sus veces, para ser utilizada en momentos que se requiera, así como un puñal con el mismo fin. Los HH.·. EExp.·. tendrán especial cuidado de no incurrir en errores durante la preparación, pues de lo sublime a lo ridículo, solo hay un paso. Por lo tanto este parte del ceremonial está a cargo del primer Exp.·., y es responsable ante la logia, de su justa aplicación.

    PRUEBAS

    El profano admitido a iniciación será sometido a las pruebas que se requieran en la siguiente forma: El H.·. Exp.·. se presentará portando dominio negro y, desde luego, procederá a despojar al profano y toda clase de objetos, dinero, armas y alhajas, en seguida se pondrán una venda en los ojos y le dirá:

    EXP.·. – Profano, venís aquí de vuestra libre voluntad, sin malicia alguna y con la intención de progresar (contesta el graduante).

    EXP.·. – Acabo de sumiros en tinieblas, símbolo para nosotros de la ignorancia en que vivimos, vais conmigo camino del Gran Templo de la Sabiduría, pero para llegar hasta él, tenemos que pasar por varias Cámaras, donde se os consultara de cosas muy graves y os recomiendo que no desmayéis, contestaréis a lo que se os pregunte, con entereza y sin maliciosos pensamientos; pues todo entre nosotros, encierra una gran verdad; si vuestro ánimo flaquea o sentís miedo, avisadme, que estaré pronto a serviros. Quedáis desde este momento bajo mi cuidado. ¿Estáis dispuesto a venir conmigo? (Contesta el graduante)

    CÁMARA DE LA DISCRECIÓN

    EXP.·. – Decidme, amigo, ¿Sois prudente y discreto? (contesta el graduante) Si es así, intentaremos penetrar en la Cámara de Discreción.

    (Da tres golpes a la puerta donde el segundo experto, que recibe el nombre de Hermano Terrible, espera.)

    H.·.Terr.·. – ¿Quién va?

    EXP.·. – Un viajero prudente y discreto que desea penetrar en vuestra Cámara.

    H.·. Terr.·. – ¿Y cómo puedo saber si no ha mentido al asegurar que es prudente y discreto?

    EXP.·. – Sometiéndose a vuestro juicio.

    H.·. Terr.·. – Si es así, que pase (lo ejecutan)

    H.·. Terr.·. – Profano, alguna vez se os habrá hecho partícipe de algún secreto; como entre nosotros no debe haber secretos, DECÍDNOSLOS.

    (Si se niega a hacerlo se elogiará su actitud, pero si se presenta a hacer cualquier revelación se procederá.)

    H.·. Terr.·. (Dirigiéndose al experto) Me informáis que el candidato es discreto, y acabas de presenciar que se presenta a revelar los secretos ajenos. ¿Qué decís ahora?

    EXP.·. – Está sumido en las tinieblas de la ignorancia y os suplico le iluminéis, para que reconozca el error en que ha incurrido.

    H.·. Terr.·. Es imposible a menos que prometa solemnemente no volver a intentar revelar los secretos que no le pertenecen, aun cuando se les someta a los tormentos más crueles.

    EXP.·. – Profano, ¿Prometéis bajo vuestra palabra de honor, no revelar jamás secreto alguno que no os pertenezca, aun cuando os someta a los más crueles tormentos? (Contesta el graduante).

    H.·. Terr.·.En vista de vuestra promesa, os hago entrega de esta Antorcha, símbolo de la discreción. Id en paz y que os guíe en vuestro camino hacia el Templo de la Sabiduría.

    CÁMARA DE LA BENEFICENCIA

    Una vez que el graduante reciba la Antorcha de manos del H.·. Terr.·. El experto lo conduce ante la Cámara de la Beneficencia, diciéndole:

    EXP.·. – Ahora, amigo mío, tened cuidado y precaución, que vamos a penetrar a la siguiente Cámara que es de la Beneficencia.

    (Da tres golpes a la puerta de la cámara.)

    H.·.Terr.·. – ¿Quién va?

    EXP.·. – Soy yo, con un viajero enfermo, pobre y ciego, que desea pasar a recibir los beneficios de vuestra cámara.

    H.·.Terr.·.¿Y con qué derecho espera alcanzarlo?

    EXP.·. – Con el de estar dispuesto a someterse a vuestro juicio.

    H.·.Terr.·. – Si es así, que pase (lo ejecutan)

    (Quita la Antorcha al graduante)

    H.·.Terr.·.Profano. ¿Sois compasivo y amante de socorrer al necesitado?

    (Contesta y en caso afirmativo proseguirá)

    H.·.Terr.·. – Mi misión aquí es muy difícil, y los recursos se me agotan, tengo muchos desamparados que necesitan de vuestra ayuda, y deseo que me proporcionéis, en este momento, algún objeto o dinero para socorrer a esos necesitados. ¿Estáis dispuesto? (Contesta el graduante)

    (Como carece en absoluto de dinero y objetos por haber sido antes despojado de ellos, le dirá:)

    H.·.Terr.·. – Amigo mío, el Ser Humano aislado en sí, no vale nada, está rodeado en el mundo de miserias y privaciones, y nada significa sin la ayuda de sus semejantes; sois un viajero que camina hacia un punto determinado, sin más ayuda que la mano del Experto que os guía sin saber a dónde iréis a parar; no tenéis voluntad propia, estáis impedido para defender o socorrer a vuestros semejantes, y, sin embargo necesitáis de su ayuda, para seguir por la senda de la vida. Ahora amigo mío, recibid esta lección, que mucho os servirá en la vida real. Id en paz, seguid con esta Antorcha que simboliza la beneficencia, y que ella os ilumine en el camino hacia el Gran Templo de la Virtud.

    CÁMARA DE LA CIENCIA

    EXP.·. – Vamos a proseguir nuestra peregrinación; preparaos, amigo mío, tenemos que pedir la entrada a la Cámara de la Ciencia, y os recomiendo un poco de valor y resolución, ¿Estáis de acuerdo?

    (Contesta el graduante, da tres golpes a la entrada de la Cámara.)

    H.·. Terr.·. – ¿Quién se atreve a perturbar mis estudios?

    EXP.·. – Es un viajero perdido en las tinieblas de la ignorancia que desea salir de ellas renaciendo a la virtud.

    H.·. Terr.·. ¿Y con qué derecho se atreve a pedirlo?

    EXP.·. – Porque para llegar hasta el Gran Templo de la Sabiduría, se necesita le concedáis pasar por vuestra Cámara para que le iluminéis con la luz de la Ciencia que poseéis.

    H.·. Terr.·. – Si es así, dadle entrada.

    (Se ejecutan, y se le quita la Antorcha al Graduante)

    H.·. Terr.·. – ¿Está suficientemente preparado para recibir la luz?

    EXP.·. – Hemos viajado por pueblos y ciudades; en unos impera la Ignorancia, la Hipocresía y en los más la Ambición.

    H.·. Terr.·. – Profano, si sabéis lo que significa la Ignorancia, la Hipocresía y la Ambición, mucho habéis aprendido. ¿Queréis explicarme lo que significan esas palabras?

    (Contesta el graduante y sin refutar las respuestas, se proseguirá)

    H.·. Terr.·. – La masonería, amigo mío, encierra en cada una de sus enseñanzas, una gran verdad, pero antes de permitir que la Luz de esa Gran Verdad, os ilumine, necesito que mostréis que sois digno de ella; pasad, adelante, que os llamare y os enseñaré dónde están las fuentes de la verdadera Ciencia, el camino hacia la Virtud y a distinguir la diferencia que existe entre el mal y el bien. Seguid con esta Antorcha que simboliza la Ciencia. Id en paz y que os ilumine el camino hacía el Templo de la Sabiduría.

    CÁMARA DE VALOR

    EXP.·. – ¿Estáis dispuesto a seguir adelante? (Contesta el graduante).

    EXP.·. – Pensadlo bien, pues tenemos que intentar penetrar en la Cámara de Valor, y ahí adentro suelen suceder cosas terribles; una palabra, un gesto, la menor indiscreción, será un signo fatal para vos. ¿Estáis dispuesto a continuar adelante? (En caso afirmativo proseguirá)

    (Da tres golpes a la puerta de la Cámara)

    H.·. Terr.·. – ¿Quién se atreve a llegar hasta aquí?

    (Pone la punta de su Espada sobre el pecho del Graduante)

    EXP.·. – (Retirando la espada del H.·. Terr.·. dice) No le hagáis daño H.·. Terr.·. soy yo quien conduce este viajero por el mundo, porque se encuentra pobre y ciego, y que quiere dominar sus pasiones, combatir sus vicios y morir para el Mal.

    H.·. Terr.·.¿Y con qué derecho se atreve a esperarlo?, sabéis H.·. Exp.·. que en mi Cámara solo se admiten seres humanos de honor, de prudencia y Valor, ¿Son cualidades que posee ese profano?

    EXP.·. – Las posee H.·. Terr.·.

    H.·. Terr.·. – Si es así, dadle entrada. (se ejecuta)

    (El H.·. Terr.·. quita la Antorcha al Graduante)

    H.·. Terr.·. Profano, tengo la pena de hacer de vuestro conocimiento, que nuestro Supremo Tribunal Masónico, ha condenado a uno de nuestros hermanos a que se aplique la pena que el mismo se impuso y le falta valor para ejecutarlo por su propia mano. Este hermano, quebranto sus juramentos con la ignominia de la indiscreción, encontró a otros de sus hermanos en la desgracia y no les presto auxilio, se le consultó en asuntos de interés general para la humanidad, y dio contestaciones falsas, vendiéndonos a nuestros enemigos vulgares, y ahora, será penado con el peso de su culpa, faltándole el valor para castigarse, pero como nuestras penas son severísimas e irrevocables, el Tribunal me ordenó que vos habéis sido designado para ejecutar la pena que se impuso al traidor y que consiente en destrozarle el corazón con un puñal ¿ Estáis dispuesto a ejecutarlo? (contesta el graduante).

    (Si se niega a ejecutarlo, sin basarse en un principio de moral se le reprochará su falta de valor, y si contesta afirmativamente, se le hará palpar el pecho de algún hermano; en seguida se retira éste, se le entrega un puñal al Graduante, y si está decidido a ejecutar lo ordenado a juicio del EXP.·., lo hará clavar el puñal en algún objeto blando, para hacerle creer que consumo el hecho, de lo contrario se le despojará el arma y proseguirá)

    H.·. Terr.·. – Profano, alabo vuestro valor y decisión, pero jamás hagáis uso de estas cualidades para despojar de la vida a nuestros semejantes, porque nadie puede quitar a otro, lo que no es posible restituirle, llevad siempre en vuestra memoria, esta lección. Tomad esta Antorcha que representa la firmeza del carácter, y proseguid vuestro camino, que el Gran Templo de la Sabiduría está cerca ya.

    CÁMARA DE REFLEXIONES

    EXP.·. – Ahora, amigo mío, está próximo el fin de vuestra peregrinación, y el Templo de la Sabiduría esta ya cerca. Os recomiendo nuevamente el Valor, la Prudencia y la Resignación. ¿Estáis dispuesto a pasar los umbrales de la Cámara de Reflexiones? (Contesta el graduante, y en caso de que sea afirmativo proseguirá.)

    (Da tres golpes a la puerta de la Cámara)

    H.·. Terr.·. – ¿Quién viene a perturba mi quietud?

    EXP.·. – Soy yo con un viajero que desea purificarse, morir para el vicio y renacer a la Virtud.

    H.·. Terr.·. – Si es así, advertirle que esta es la Cámara de la Muerte, y, ¡Ay de él Si le falta Valor!. Conozco sus intenciones.

    EXP.·. – Profano, si vuestras intenciones son sanas y vuestro valor no flaquea, seréis digno de penetrar en la Cámara de la Muerte. ¿Estáis dispuesto? (Contesta el graduante).

    (El H.·. Terr.·. quita la antorcha al Graduante)

    H.·. Terr.·. – Amigo mío, vuestra peregrinación está próxima a concluir, os voy a dejar solo en esta Cámara, quitaré la venda de vuestros ojos; meditareis acerca de la suerte que creáis os espera; encontraréis un Papel Triangular, el cual contiene tres preguntas a las que procuraréis dar contestación de manera leal y franca; además, encontraréis un vaso de agua, un poco de sal, y un pedazo de pan; pensad bien su significado; pondréis atención a las inscripciones que os rodean, meditaréis sobre su interpretación, os preparáis para la muerte y firmaréis vuestro Testamento al calce del Triangular. En cuanto terminéis me lo indicaréis con tres golpecitos. Con lo que significáis que todo está listo.

    (Quita la venda al Graduante y abandona la Cámara esperando la señal convenida una vez hecha, penetra nuevamente a la Cámara, venda de nuevo al Profano y le dice:)

    H.·. Terr.·. – Amigo mío, vuestra peregrinación ha terminado, y os voy a conducir al Atrio del Templo de la Sabiduría donde os esperan, y renaceréis a la verdadera virtud; recibiréis la Luz de la verdadera Ciencia y pasareis de las tinieblas en que hasta hoy estáis sumergido, a la Luz que en lo sucesivo, será la Antorcha de vuestra existencia.

    (El Experto conduce al Profano al Atrio del Templo, donde permanecerá hasta ser llamado, para el ceremonial de la iniciación.)

    (El triangular será retirado en su oportunidad, y conducido al Templo para dar cuenta con él. Si el caso lo requiere, durante las pruebas de preparación se harán ruidos misteriosos, haciendo entender al Graduante, que es conducido por subterráneos, pasillos estrechos y departamentos muy escondidos.)

    DERECHOS

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Tes.·., ¿están cubiertos los derechos del Post.·.?

    TES.·. – Están cubiertos, VEN.·. M.·.

    ALHAJAS Y TRIANGULAR

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Prim.·. Exp.·., servíos ir por alhajas y dinero del Post.·. y recoged el papel triangular.

    (El Exp.·. recoge las alhajas y el dinero lo mismo que el papel triangular, ya firmado, regresa, se coloca entre CCol.·. y dice:)

    PRIM.·. EXP.·. – Q.·. H.·. Seg.·. Vig.·., me encuentro entre CCol.·. con el dinero, las alhajas y el triangular.

    SEG.·. VIG.·. – Q.·. H.·. Prim.·. Vig.·., nuestro Q.·. H.·. Prim.·. Exp.·. con el dinero, las alhajas y el Triangular, se encuentra entre CCol.·.

    PRIM.·. VIG.·. – VEN.·. M.·., nuestro Q.·. H.·. Prim.·. Exp.·. con el dinero, las alhajas y el Triangular, se encuentra entre CCol.·.

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., pasadlo a Or.·. y a vosotros QQ.·. HH.·. os suplico pongáis atención a nuestro Q.·. H.·. Srio.·. que nos va a dar cuenta con las respuestas del Post.·.

    (El Srio.·. lee el Triangular y al terminar dice)

    SRIO.·. – Cumplidas vuestras órdenes, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. – QQ.·. HH.·., ¿aceptáis las respuestas, en principio, a reserva de que el Postulante las amplié en su oportunidad?

    (Todos los HH.·. extiende la mano derecha en señal de aprobación y el VEN.·. M.·. dice:)

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., id por el postulante y presentádnoslo entre CCol.·.

    (El Exp.·. va al Cuarto de Refl.·. donde se encuentra el Postulante y ayudado por el Terr.·.. le venda, le desnuda el brazo izquierdo, le coloca una cuerda en el cuello, cruzando los extremos de ella sobre el pecho atándola a la espalda, y le levanta el pantalón en la pierna derecha hasta la rodilla)

    (Mientras el Exp.·. y el Terr.·. conducen al Postulante el Ven.·. M.·. dice:)

    PREVENCIÓN DEL ORDEN

    VEN.·. M.·. – QQ.·. HH.·. míos, reclamo de vosotros el mayor silencio. Ni el Terr.·. ni el Exp.·. ni otro alguno deben tratar con aspereza al Postulante. Circunspección y compostura deben reinar en todos los actos, de lo sublime a lo ridículo media muy poca distancia, y la menor exageración basta para desprestigiar solemne de la recepción.

    Todos los QQ.·. HH.·., durante los viajes, deben esperar pendientes de mí, para que en el momento en que alce los brazos cese la prueba y se establezca momentáneamente el silencio profundo que debe reinar.

    Q.·. H.·. Prim.·. Vig.·., os suplico os encarguéis de la entrada y salida del Temp.·.

    (Durante la Cer.·. de Inic.·., a nadie se le hacen honores, y los HH.·. que entren van directamente, y con el mayor silencio, a ocupar sus CCol.·.)

    CEREMONIAL

    (El Exp.·. y el Terr.·. conducen al Post.·. a la Puerta del Temp.·. y llaman fuertemente con golpes irregulares. El Guarda Temp.·. Exp.·. avisa en voz baja al Guarda Temp.·. Int.·., la llegada del Postulante para que al llamar, una hoja de la puerta se halle entreabierta y pueda oír el postulante lo que se dice: Dada la llamada irregular, el Guarda Temp.·. Int.·. dice con voz fuerte y clara:)

    LLAMADAS

    GUARD.·. TEMP.·. INT.·.¡H.·. Seg.·. Vig.·. ALARMA! ¡A la puerta del Temp.·. llaman profanamente!

    SEG.·. VIG.·. –   Alarma, H.·. Prim.·. Vig.·., ¡A la puerta de Temp.·. llaman profanamente!

    PRIM.·. VIG.·. –  Alarma, VEN.·. M.·. ¡A la puerta de Temp.·. llaman profanamente!

    VEN.·. M.·. – ¿Quién es el temerario que se atreve a interrumpir nuestros trabajos y trata de forzar la puerta del Temp.·.?

    (El Guarda Temp.·. Int.·. acaba de abril la hoja de la puerta y coloca la punta de su espada en el pecho del graduante, diciendo en voz alta:)

    GUARDA TEMP.·.¿Quién es el temerario que se atreve a interrumpir nuestros trabajos y trata de forzar la puerta del Temp.·.?

    (El Exp.·. aleja la espada del pecho del Cand.·. y responde.)

    EXP.·.¡DETENEOS! Soy yo, que vengo a presentar a este Prof.·. a nuestra Resp.·. Asociación.

    M.·. DE CER.·. – VEN.·. M.·., es nuestro Q.·. H.·. Exp.·. que conduce a un Prof.·. que desea iniciarse en nuestros AAug.·. MMist.·.

    VEN.·. M.·. – ¡HERMANOS!, ¡Empuñad vuestras espadas, un Prof.·. está a la puerta del Temp.·.

    (Todos los HH.·. hacen ruido con sus espadas que cesa en el momento que el VEN.·. M.·. dice:)

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., ¿cuál es vuestra intención en hacerlo llegar hasta aquí?

    EXP.·. – Que un Ser Humano de honor, aunque Prof.·. sea admitido entre nosotros.

    VEN.·. M.·. – ¿Con qué derecho se ha servido esperarlo?

    EXP.·. – Con el derecho que le corresponde a un Ser Humano libre y de buenas costumbres. Yo respondo de él.

    GENERALES

    VEN.·. M.·. – En ese caso, preguntadle su nombre y apellidos.

    (El Exp.·. irá repitiendo las preguntas en voz alta y clara)

    VEN.·. M.·. – ¿Su edad? ¿Su patria? ¿Su religión? ¿Su estado? ¿Su ejercicio? ¿Su domicilio?

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Srio.·. ¿Este es el candidato que esperábamos?

    SRIO.·. – Este es, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. – ¡Que pase!

    (Todos los HH.·. mientras el Exp.·. y el Terr.·. colocan al Postulante entre CCol.·., hacen ruido de cerrojos y cadenas, que cesarán a la indicación del VEN.·. M.·.)

    RECEPCIÓN DEL POSTULANTE

    VEN.·. M.·. – Amigo mío, el Ser Humano, rodeado en el mundo de vicios y pasiones, busca la aventura por todas partes y no la encuentra en ninguno. Desea conocer la causa y, ofuscados sus sentimientos, sólo distingue OBSCURIDAD y TINIEBLAS. El genio del mal lo hace instrumento de discordias y desgracias.

    (El Exp.·. le pone al Postulante la punta de su espada en el pecho y el VEN.·. M.·. dice:)

    VEN.·. M.·. – Amigo, ¿qué veis?

    (Contesta el Postulante)

    VEN.·. M.·. – Amigo, ¿qué sentís?

    (Contesta el Postulante)

    VEN.·. M.·. – ¡Q.·. H.·. Exp.·., sentadle!

    (El Exp.·. y el Terr.·., al recibir la orden de sentarlo, dan con el Postulante tres vueltas al Temp.·. si hay música tocará solamente y, al terminar la segunda vuelta cesa ésta. Al concluir la tercera lo sienta entre el Ara y la escalera de Or.·.)

    VEN.·. M.·. – Dijiste que nada veíais y que sentisteis……… sobre el pecho, ¡Era una espada! ¡Dios os libre de que penetre en él! Era el castigo que se aplicaba y que debía imponerse a los que nos vendieran a los tiranos, pero para nosotros los MASONES LIBRES, es un símbolo, como lo que os ha pasado y lo que tendréis que pasar, y representa al torcedor eterno que deberá destrozaros el alma, si faltáis a la Augusta Institución en la que pedís ingresar. Ella es una sociedad discreta y secreta, por eso sólo queremos que entren Seres Humanos libres y de honor.

    La oscuridad en que estáis sumergido es la imagen de la situación del ignorante que obedece automáticamente al impulso que le dan, como a vos la mano que os dirige. Esa cuerda que os ciñe el cuello es emblemática de la esclavitud en que nos mantiene las preocupaciones que se nos inculcaron en la alborada de nuestra inteligencia, para que vivamos a merced de los ambiciosos que han sabido, con su talento y malicia, enseñorearse de nuestros progenitores a fin de que corrompan, de la mejor buena fe, nuestra conciencia. Todos en la niñez nos prestamos como cera blanca a la buena o mala educación que debemos al acaso, y si después no aprendemos a usar libremente de nuestra razón, nos precipitamos para siempre en el error, pues nuestro espíritu, a semejanza de la materia que recibe la forma que se le antoja al artista, y la conserva, queda privado de lo único que distingue y sublima al Ser Humano: “El derecho de pensar y discurrir, de creer o no creer, fundado en el conocimiento de causa, y obrar según dicte la razón, y no conforme a la astucia o impulso de nuestros primeros directores”. Sabed que el que no piensa o no examina, que el que jura en las palabras de otro y se abstiene de investigar si lo que se le enseña o ha enseñado es cierto, no es Ser Humano, es una máquina. Dudad, amigo mío, de lo que no comprendáis o no conozcáis por vos mismo.

    Queréis salir de ese estado, lo pedís a nuestra asociación, y ofrecéis vuestro corazón y vuestro brazo al que os instruya; esto es lo que significa la desnudez de vuestro brazo. La de vuestra rodilla derecha patentiza la humildad, que la DOBLEIS ANTE EL ETERNO. ¡JAMÁS LO HAGÁIS ANTE LOS SERES HUMANOS!

    Este despojo de vuestro dinero y alhajas indica que nada valen para nosotros las riquezas y títulos que seducen al mundo que habitamos, no queremos sino HONOR, VIRTUD, TALENTO, Y BUENA VOLUNTAD.

    Estáis medio vestido y os recibimos como a nuestro igual, para que cuando halléis a un infeliz lo miréis como a vuestro hermano. Y en resumen, ese despojo, ese aislamiento, esa impotencia que os entrega inerme al primer enemigo, es el cuadro palpitante de la nulidad en que se halla el mortal que no conoce la LUZ DE LA VERDAD, el trasunto de la impericia marchando entre dudas por el terreno escabroso de la vida, y que no sabe resistir ni dominar la pasiones. Entre nosotros se aprende la virtud de vencerse a sí mismo, se enseña a andar con seguridad a través de las tentaciones y peligros que nos cercan, y a conocer de un modo filosófico, práctico y radical, lo que el SER HUMANO DEBE A DIOS, A SI MISMO Y A SUS SEMEJANTES.

    Decidnos, amigo mío, si esto es lo que buscáis.

    (Contesta el Postulante)

    VEN.·. M.·. – Respondemos con franqueza: ¿Os presentáis aquí de vuestra propia voluntad, sin sugestión interesada de ambiciones malsanas, ni maliciosos pensamientos?

    (Contesta el postulante)

    PRIM.·. VIG.·. – N…, suponemos que los motivos que os han traído a las puertas de nuestro Temp.·. son dos: el uno sincero y noble, vuestro deseo de perfeccionaros en la práctica de la virtud, lo que constituye uno de nuestros principales objetivos. El otro, la curiosidad que inspira a los profanos la Orden de la Francmasonería. La curiosidad no es un mal principio en la vida del Ser Humano. Ella es la que lanza a nuestra inteligencia en el camino de los descubrimientos y el progreso. Cuando es dirigida por el deseo de conocer la Verdad, para practicar mejor la virtud, es una cualidad altamente masónica que no debemos ocultar. Sino cultivar con fervor y entusiasmo. Cuando la curiosidad se convierte en anhelo de saber lleva al Ser Humano a las puertas de la Escuela y de la Ciencia. Damos por cierto que habéis sentido muchas veces los impulsos de este anhelo en busca del conocimiento de las relaciones que os obliga con el orden universal de la creación y con las sociedades civiles. Interpretamos el paso que dais, viniendo hacia nosotros, como una prueba de que podemos confiar en que tenéis el anhelo de instruiros y perfeccionaros. ¿Es así N…?

    (Contesta el Postulante)

    SEG.·. VIG.·. – N…, nosotros pensamos que el Ser Humano nace libre y que debe caminar por el sendero de la vida buscado la Suprema Verdad y que, por eso, cuando se detiene porque la ignorancia ciega sus ojos, las pasiones endurecen su corazón o el fanatismo aprisiona su conciencia, él inmortal espíritu humano se rebela siempre y le dice ¡MARCHA! ¡la Ciencia es un puerto para refugiarse de las tempestades de la duda y el error; la Virtud es una poderosa ayuda para romper la cadenas que nos aprisionan; el Trabajo es el medio para salvar los obstáculos!

    VEN.·. M.·. – N…, también pensamos que no basta saber y ser virtuosos individualmente. Opinamos que el único bien durable es el colectivo. Esas cualidades proceden de cada uno y si envuelven a todos en su beneficio constituyen una fuerza colectiva contra la cual nada pueden el vicio, la tiranía, ni el fanatismo. Nuestra gran inspiración es el bien de la comunidad. Combatimos las desigualdades sociales y cultivamos la compasión a la desgracia, practicamos la caridad para con el necesitado y respetamos la fortuna bien adquirida. Por eso, en lo apacible de nuestros TTemp.·. se reúnen los Seres Humanos de buena voluntad para consagrar sus esfuerzos a la redención de la humanidad y nuestra Institución inculca a sus Adeptos la práctica de la Virtud, fundamento de la felicidad, y fomenta el amor fraternal entre los individuos, las razas y los pueblos.

    Reflexionad bien las consecuencias del paso que estáis dando, porque son terribles y espantosas para el débil, a quien abruman con su peso y sólo el Ser Humano de fe y de valor puede resistirlas y salir victorioso. Si carecéis de ellos, ¡TEMBLAD! Porque vuestro sacrificio es inmenso, y las pruebas que sufrimos podrán agotar vuestra constancia y harán vacilar vuestra firmeza. Si entráis en nuestras filas, no sólo tendréis que luchar como nosotros, durante toda nuestra vida y a brazo partido, contra nuestros enemigos naturales, las PASIONES, sino también contra otros enemigos más ocultos, contra todos los HIPÓCRITAS y los FEMENTIDOS. Contra todos los FANÁTICOS, contra todos los AMBICIOSOS, más o menos ignorantes o asaz ilustrados, contra todos los que especulan con la IGNORANCIA Y EL OSCURANTISMO de los Seres Humanos sus hermanos. ¿Os sentís con la energía suficiente para ser miembro de nuestra Asociación, y estáis resuelto a soportar los trabajos que pasaréis durante el resto de vuestra existencia en ese combate de la LUZ CONTRA LAS TINIEBLA, del HONOR CONTRA LA PERFIDIA de la VERDAD CONTRA EL ERROR?

    (Contesta el Postulante)

    INTERROGATORIO

    VEN.·. M.·. – Antes que la Augusta Institución que os habla por mi conducto, tenga a bien admitiros a las pruebas materiales, quiere apreciar vuestra inteligencia, y os invita a que respondáis francamente.

    (Se procede a la ampliación por parte del Postulante a las tres primeras respuestas del Triangular. Al terminar el VEN.·. M.·. dice:)

    VEN.·. M.·. – ¿Qué ideas se os ocurrieron cuando estuvisteis en el Cuarto Negro, y se os mandó hacer vuestro testamento?

    (Contesta el Postulante)

    VEN.·. M.·. – Todo entre nosotros tiene significados científicos morales y simbólicos que se os darán a su tiempo. Os pedimos vuestro testamento, porque el que quiera contarse en nuestro número debe antes morir para el vicio, los errores y las preocupaciones vulgares, y renacer a la virtud, al honor y a la sabiduría; en relación al Cuarto de Refl.·. indica que si llega el caso de exponerse y sacrificarse y por el bien de esta Asociación, no debe vacilar en hacerlo, aunque lo pongan en los más negros y obscuros calabozos, sin otra bebida que el agua, y sin más alimento que un pedazo de pan y un poco de sal.

    VIRTUD

    VEN.·. M.·. – Sr.…, ¿qué entendéis por virtud?

    (Contesta el Postulante.)

    VEN.·. M.·. – Virtud es el esfuerzo que vence las pasiones, para que exista ha de haber lucha y no debe confundirse jamás con la HONRADEZ, LA BENEVOLENCIA, ni la BENEFICENCIA. La primera se halla a menudo en los apáticos; la segunda en los débiles y la tercera puede maridarse con el vicio y ningún apático, ningún débil, ningún vicioso es virtuoso.

    VEN.·. M.·. – Sr.…, ¿qué entendéis por vicio?

    (Contesta el Postulante)

    VEN.·. M.·. – Vicio es el hábito de contentar nuestros deseos, hábito que pervierte y trae la desesperación si no se satisfacen.

    CONCEPTO DE LOS MASONES

    VEN.·. M.·. – Decidme, amigo mío, ¿qué idea tenéis de los Masones?

    (Contesta el Postulante)

    VEN.·. M.·. – ¿Quién os dado semejante idea? ¿En qué sentido os han hablado de la Masonería?

    (Contesta el Postulante)

    OBLIGACIONES

    VEN.·. M.·. – Toda asociación, amigo mío, tiene sus leyes, y todo asociado sus deberes que cumplir; y como no sería justo imponeros obligaciones sin conocerlas, es de la prudencia de esta Resp.·. Asociación, explicaros cuales han de ser vuestros compromisos.

    EL PRIMERO será un silencio absoluto ante el mundo profano acerca de cuanto hayáis podido oír, entender o descubrir entre nosotros, así como lo que viereis o entendiereis en lo sucesivo.

    EL SEGUNDO de vuestros deberes es combatir las pasiones que deshonran al Ser Humano, haciéndolo tan desgraciado; practicar la filantropía, auxiliando a los hermanos física y moralmente, previendo en lo posible sus necesidades y evitando sus infortunios, no perdiendo ocasión de asistirlos con vuestros consejos y vuestras luces.

    EL TERCERO de vuestros deberes consiste en asistir regularmente a nuestros trabajos, y cumplir con la Legislación de nuestra M.·. Resp.·. Gr.·. Log.·., la cual conoceréis en su oportunidad, sometiéndose a lo que legalmente se os pida en su nombre, pues jamás os prescribiremos nada indigno del honor y de la Virtud que proclamamos.

    Ya que conocéis los principales deberes de un MASON, ¿os creéis con bastante fuerza y tendréis la firme e inalterable resolución de practicarlos?

    (Contesta el Postulante)

    PRIMER JURAMENTO

    VEN.·. M.·. – N…, antes de pasar adelante exigiremos vuestro juramento, ¿Consentís en jurar?

    (Si el Postulante consiente en jurar, el VEN.·. M.·. dice:)

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., conducid al Postulante al Trono.

    (El Exp.·. lleva al Postulante al frente del trono del VEN.·. M.·. y le hace beber, primero miel, después en mayor cantidad acíbar y por último agua simple, en coordinación con la lectura del VEN.·. M.·.)

    VEN.·. M.·. – Repetid conmigo.

    Yo………….., prometo bajo mi palabra de honor cumplir las obligaciones de un buen Masón y declaro que no es la curiosidad malsana la que me conduce aquí, sino el amor al progreso, y si mintiere, consiento en que así como la dulzura de esta bebida (se le hace tomar la miel), se convierta en amargura (se le hace tomar el acíbar), y el agua que bebiere (se le hace beber agua simple) se convierta en veneno, y el desprecio de los seres humanos caiga sobre mi cabeza.

    TODOS – ASÍ SEA.

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., sentadle.

    (El Exp.·. sienta al Postulante.)

    VEN.·. M.·. – Amigo mío, os dije antes que todo cuanto teníais que pasar encerraba su simbolismo. Al prestar vuestro juramento habéis bebido un líquido dulce que expresa los bienes y uno amargo que simboliza los males. Se os dejó probar apenas el primero, manifestándoos con esto que el Ser Humano sabio, el Ser Humano justo, debe gozar con moderación de los placeres y no ostentar vanidosamente los bienes que disfruta, porque insulta a la desgracia y se os obligó a beber el segundo en mayor cantidad, porque debemos resignaros a sufrir cuando llegue nuestro turno.

    PRUEBAS

    VEN.·. M.·. – N…, nos habéis dado a conocer vuestra inteligencia. Ahora necesitamos poner a prueba vuestro valor. Tenéis que dar TRES VIAJES, que estoy seguro se grabarán para siempre en vuestra memoria. ¿Estáis dispuestos a realizarlos?

    (Contesta el Recip.·.)

    VEN.·. M.·. – N…, si vuestro valor flaquea, o si tenéis otra causa que exponer para libraros de ellos podéis exponerlas. ¿Estáis dispuesto?

    (Contesta el Recip.·.)

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., preparad todos los útiles, el agua, el fuego, el recipiente para recibir la sangre y los demás instrumentos.

    EXP.·. – VEN.·. M.·., los útiles están listos.

    VEN.·. M.·. – N…, habéis oído que todo está dispuesto. Por última vez os pregunto, ¿consentís en ellos?

    (Contesta el Recip.·.)

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., arrebatadlo y conducidlo en el Primer Viaje.

    PRIMER VIAJE

    (El Exp.·. y el Terr.·. toman del brazo al Recip.·. y le hacen dar tres vueltas alrededor del Temp.·. Todos los HH.·. chocarán sus espadas, matracas y barriles con piedras, para que se oiga fuerte ruido, la marcha del Recip.·. será embarazada por tres cojines de distintos tamaños. Al llegar al Seg.·. Vig.·. cesa el ruido. El Exp.·. le tomará la mano derecha al Recip.·. y con ello dará TRES GOLPES suaves sobre la mesa de Seg.·. Vig.·., éste apoyará su Mall.·. en el pecho del Recip.·. y dirá en voz alta:)

    SEG.·. VIG.·. – ¿Quién va?

    PRIM.·. EXP.·. – Un Prof.·. que desea iniciarse en nuestros AAug.·. MMist.·.

    SEG.·. VIG.·. – ¿Cómo se atreve a esperarlo?

    PRIM.·. EXP.·. – Porque es Ser Humano libre y de buenas costumbres.

    SEG.·. VIG.·. – ¿Quién me responde de él?

    PRIM.·. EXP.·. – Yo que soy su conductor.

    SEG.·. VIG.·. – Si es así que pase;  VEN.·. M.·., el Primer Viaje ha terminado.

    (El Exp.·. sienta al Recip.·.)

    EXPLICACIÓN DEL PRIMER VIAJE

    SEG.·. VIG.·. – Los obstáculos con que habéis tropezado, y que os hubieran hecho caer si una mano experta no os hubiese guiado, representan la PRIMERA EDAD de la vida, con toda su impotencia contra el error y la astucia de los seres humanos, contra ese mundo del que venís, erizado de escollos, donde se estrellaría vuestra ignorancia sin maestros. Este viaje representa además, en la iniciación, con sus ruidos, truenos y desórdenes, el segundo elemento, el Aire. Notarías que después de aquel ruido hubo una calma perfecta, pues de la propia manera que tras del huracán y los cataclismos de la naturaleza, viene el reposo, pasado el tiempo o la edad del error y de la duda, se goza de la tranquilidad de la razón y de la paz del alma que satisfacen la conciencia.

    SEGUNDO VIAJE

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., guiadle en el Segundo Viaje y sumergidle tres veces en el Mar de Bronce.

    (El Exp.·. conduce al Recip.·. y el Terr.·. los acompaña, se le hace dar vueltas alrededor del Temp.·. En cada vuelta le sumerge la mano derecha en el agua y se la seca con una toalla. Durante el viaje no habrá más ruido que el de las espadas que los HH.·. cruzan y chocan de dos en dos. Acabada la tercera vuelta lo conduce al trono del Prim.·. Vig.·. y da con la mano derecha del Recip.·. TRES GOLPES, el Prim.·. Vig.·. apoyará su Mall.·. en el pecho del Recip.·. y dice en voz alta.·.)

    PRIM.·. VIG.·. – ¿Quién va?

    EXP.·. – Un prof.·. que desea iniciarse en nuestros AAug.·. MMist.·.

    PRIM.·. VIG.·. – ¿Cómo se atreve a esperarlo?

    EXP.·. – Porque es Ser Humano libre y de buenas costumbres.

    PRIM.·. VIG.·. – ¿Quién me responde de él?

    EXP.·. – Yo que soy su conductor

    PRIM.·. VIG.·. – Si es así que pase.

    PRIM.·. VIG.·. – VEN.·. M.·. el Segundo Viaje ha terminado.

    (El Exp.·. sienta al Recip.·.)

    EXPLICACIÓN DEL SEGUNDO VIAJE

    PRIM.·. VIG.·. – EL Mar de Bronce en que os habéis bañado es alegórico del Agua y el ruido de las espadas representa, por una parte, la SEGUNDA EDAD de la vida, cuyas pasiones son el simulacro de las olas embravecidas, y el choque de los aceros señala nuestra tendencia a confiarle la satisfacción de los agravios, con insulto de la moral y la razón, pues nos hacemos a la vez jueces y verdugos. Por otra parte, representa vuestra victoria sobre el tercer elemento, el Agua.

    TERCER Y ÚLTIMO VIAJE

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., guiadle en el Tercer y último Viaje y pasadlo por el último elemento: el Fuego.

    (Únicamente el Exp.·. conduce al Recip.·. si hay música, tocará mientras el Exp.·. hace dar tres vueltas alrededor del Temp.·. al Recip.·., el Fuego se producirá con Licopodio o Alcohol. Los HH.·. tendrán cuidado de no quemar al graduante. Al concluir las tres vueltas el Exp.·. conduce al Recip.·. a la entrada de Or.·. y el VEN.·. M.·. baja y dice:)

    VEN.·. M.·. – ¿Quién va?

    PRIM.·. EXP.·. – Un Prof.·.que desea iniciarse en nuestros AAug.·. MMist.·.

    VEN.·. M.·. – ¿Cómo se atreve a esperarlo?

    PRIM.·. EXP.·. – Porque es Ser Humano libre y de buenas costumbres.

    VEN.·. M.·. – ¿Quién me responde de él?

    PRIM.·. EXP.·. – Yo que soy su conductor.

    VEN.·. M.·. – Si es así que pase.

    PRIM.·. VIG.·. –  VEN.·. M.·., el Recip.·., ha terminado el Tercero y último Viaje.

    EXPLICACIÓN DEL TERCERO Y ÚLTIMO VIAJE

    VEN.·. M.·. – Sentadlo.

    En este viaje, amigo mío, un solo hermano os detuvo, y representa la EDAD MADURA. Las llamas que habéis atravesado significan vuestra purificación y el amor a vuestros semejantes, el cual debe arder eternamente en vuestro corazón. Habéis realizado simbólicamente los tres viajes establecidos desde la más remota antigüedad, el agua lustral en que os bañasteis, llevó en su corriente las antiguas escorias de vuestras primeras edades, así como el fuego consumió por completo los pasados vicios, para que se perdiera la memoria de aquella corrupción.

    JURAMENTO

    VEN.·. M.·. – Amigo mío, tenéis que prestar el juramento más solemne, y como este juramento lo habéis de firmar con vuestra sangre, servíos decirnos en qué parte de vuestro cuerpo queréis que se os sangre.

    (Contesta el Recip.·.)

    VEN.·. M.·. – Me basta vuestra resolución y se os hace gracia.

    Q.·. H.·. Exp.·., conducir al Recip.·. al Ara y vosotros QQ.·. HH.·., servíos acompañadme.

    (Todos los HH.·. rodean el Ara, el VEN.·. M.·. del lado de Or.·., teniendo a su derecha al Prim.·. Vig.·. y a su izquierda al Seg.·. Vig.·., el Recip.·. del lado de Occ.·. quien pone la mano derecha sobre el Ara)

    VEN.·. M.·. – Amigo mío, repetid conmigo.

    Yo…, de mi libre y espontánea voluntad, en presencia del G.·. A.·. D.·. U.·. y esta Resp.·. Asociación, JURO solemnemente y prometo de buena fe, NO REVELAR jamás ninguno de los secretos, ninguno de los actos, ninguno de los misterios, que me han sido hoy o me fuere después comunicados, más que a un legítimo MASON, JURO no escribir, grabar, burilar, trazar, imprimir, ni formar ningún carácter ni signo, por el cual se pueda conocer la PALABRA SAGRADA y los medios de comunicarla entre los MASONES. Antes, prefiero tener la garganta cortada y la lengua arrancada de raíz, PROMETO y JURO auxiliar a mis HH.·., hasta donde alcancen mis fuerzas, y ser FIEL, y CASTO con sus Esposas(sos), Hermanas(nos), Madres, Padres e Hijas(os)”.

    Si así lo hiciereis, el G.·. A.·. D.·. U.·., la Masonería Universal y este Tall.·. en particular os premien, y si no, os lo demanden.

    TODOS – Así sea. (Extendiendo la mano derecha)

    VEN.·. M.·. – Sentaos QQ.·. HH.·. míos.

    (El Exp.·. sienta al Recip.·.)

    FIRMA DEL JURAMENTO

    VEN.·. M.·. – Amigo mío, os dije antes que tenéis que firmar el JURAMENTO con vuestra sangre, pero como se os hizo gracia de la sangría, tendréis que firmar con tinta. Q.·. H.·. Exp.·. llevad al Recip.·. pluma para que firme su juramento.

    (Si el Recip.·. firma, el VEN.·. M.·. después de habérsele dado la luz, le hace notar lo malo que es firmar sin ver. Pero si no firma entonces se le alaba su presencia.)

    LA LUZ AL RECIPIENDARIO

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., llevaos al Recip.·., vestidle y traedle.

    (El Exp.·. se lleva al Recip.·. al Salón de PP.·. PP.·., lo auxilia para que arregle su vestido y espera el aviso para regresarlo al Temp.·., durante este tiempo se arregla la iluminación, se forma la bóveda de acero, y cuando ya está terminada, se da la orden para que el Exp.·. conduzca al Recip.·. sin llamar a la puerta del Temp.·. y lo coloca entre CCol.·.)

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Prim.·. Vig.·., vos que sois una de las CCol.·. de nuestro Temp.·., ¿qué pedís para Candidato?

    PRIM.·. VIG.·. – La Luz, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. – Y vos, Q.·. H.·. Seg.·. Vig.·., que sois otra de la CCol.·. ¿qué pedís para el Candidato?

    SEG.·. VIG.·. – Más Luz, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. – Y vos Q.·. H.·. Orador, que representáis al Pueblo Masónico, ¿qué pedís para el Candidato?

    ORADOR – LA GRAN LUZ, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. – Que la Luz sea.

    (Da un Mall.·. y el Exp.·. deja caer la venda. Todos los HH.·. dirigen sus espadas hacia el Recip.·.)

    VEN.·. M.·. – Las espadas de que os veis rodeado, representan otros tantos amigos y HH.·. prontos a defender si sois fiel a los compromisos que acabáis de contraer; vos también tendréis otra espada para defenderlos a ellos, y todos juntos defender la inocencia, la verdad y la virtud; pero si traicionáis vuestros juramentos, la afrenta y la infamia seguirán todos vuestros pasos. Nuestra Orden se halla extendida por toda la superficie de la tierra. De vos depende tener o no tener amigos por todas partes, que volarán a vuestra ayuda cuando fuese necesario, si sois digno de ello.

    RATIFICACIÓN DEL JURAMENTO

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Exp.·., conducid al Recip.·. al Ara para que ratifiquen sus juramentos. Y vosotros, QQ.·. HH.·. míos, acompañadme.

    (El Exp.·. lleva al Recip.·. al Ara, y le hace colocar la mano derecha sobre la misma; todos los HH.·. levantan sus espadas hasta erizarlas encima de la cabeza del Recip.·.)

    VEN.·. M.·. – N…, ¿os ratificáis en vuestros juramentos, y os sometéis a las penas que os habéis impuesto?

    (Contestad el Recip.·.)

    CONSAGRACIÓN

    VEN.·. M.·. – A.·. L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·., por la Confraternidad Universal y en virtud de los poderes de que me hallo investido por la libre y espontánea voluntad de mis HH.·., OS CREO, NOMBRO y CONSTITUYO Ap.·. de Mas.·. y miembro activo de esta Resp.·. Log.·. Simb.·.… No.…, por los golpes misteriosos del Gr.·.,  L.·.  I.·. y  F.·.

    VEN.·. M.·. – Sentaos HH.·. míos, y vos Q.·. H.·. Exp.·., conducidle a Or.·.

    (El Exp.·. cumple la orden y desde ese momento entrega el Recip.·. al M.·. de Cer.·.)

    MANDIL

    (El VEN.·. M.·. pone el Mandil al Recip.·. y le dice:)

    VEN.·. M.·. – Recibid este Mandil, distintivo del Masón, y la más honrosa que todas las condecoraciones humanas, porque simboliza el trabajo, única fuente de la salud, del saber, de la virtud y de la riqueza. Os da derecho a sentaros entre nosotros. Sin él nunca deberéis estar en Log.·., los AAp.·. lo llevan con la babeta levantada.

    MEDALLA

    VEN.·. M.·. – Esta MEDALLA es el distintivo de la Log.·. a que pertenecéis.

    LEYES Y LITURGIA

    (El Ven.·. entrega al Recip.·. la Constitución de la Muy Resp.·. Gran.·. Log.·., el reglamento del Tall.·. y la Liturgia del Gr.·.)

    VEN.·. M.·. – Recibid estas Leyes y Liturgia, que debéis conocer, sin lo cual no podréis avanzar, en vuestra carrera masónica.

    HERRAMIENTAS

    (El Ven.·. le entrega un Martillo, un Cincel y una Regla)

    VEN.·. M.·. – Tomad los instrumentos que maneja el Ap.·.; son el Martillo, el Cincel y la Regla, que significan la fuerza subyugada por la inteligencia y el orden.

    INSTRUCCIÓN DEL GRADO

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. M.·. de Cer.·., servíos llevar al Recip.·. al Q.·. H.·. Seg.·. Vig.·. para que le enseñe los dos SSig.·., TToc.·., LLam.·., March.·. y las cuatro BBat.·., con vuestro auxilio.

    (El Seg.·. Vig.·. procura que el Recip.·. comprenda bien la instrucción y al terminar dice:)

    SEG.·. VIG.·. – Cumplidas vuestras órdenes, VEN.·. M.·.

    EXAMEN

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. M.·. de Cer.·., servíos llevar al Neóf.·. al Q.·. H.·. Prim.·. para que lo examine.

    (El Prim.·. Vig.·. examina al Neóf.·. acerca de la instrucción recibida, al terminar dice:)

    PRIM.·. VIG.·. – Cumplidas vuestras órdenes, todo está JUSTO y PERFECTO, VEN.·. M.·.

    PALABRA SAGRADA

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. M.·. de Cer.·., conducidle a Or.·. para comunicarle la PALABRA SAGRADA.

    (XXX) En pie y al Orden QQ.·. HH.·.

    (Los HH.·. deben voltear la vista hacia Occ.·.)

    (El VEN.·. M.·. comunica la Pal.·. Sag.·. y el modo de darla; después dice:)

    VEN.·. M.·. – Sabéis que las Mas.·. admite a todos los seres humanos de los varios países y lenguas diferentes, y así tiene su IDIOMA particular que enlaza a todos los MMas.·. del Universo.

    PROCLAMACIÓN

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. M.·. de Cer.·., colocad entre CCol.·. a nuestro nuevo H.·. y proclamadle.

    (El M.·. de Cer.·. lleva al H.·. entre CCol.·. y dice:)

    M.·.DE CER.·. – De orden de nuestro VEN.·. M.·., proclamo en Or.·., Occ.·., Sept.·. y Medio día, Ap.·. de Mas.·. y miembro activo de esta Resp.·. Log.·. Simb.·.……….. No.… a nuestro Q.·. H.·……….…, ¿lo aceptáis, reconocéis y proclamáis como tal?

    TODOS – Lo acepto, reconozco y proclamo como tal.

    (Extendiendo la mano derecha)

    M.·. DE CER – Yo también, lo aceptó, reconozco y proclamo como tal. Vuestras órdenes están cumplidas, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. – QQ.·. HH.·. Prim.·. y Seg.·. VVig.·., servíos invitar a los HH.·. que decoran vuestras CCol.·. como yo lo hago a los de Or.·., para que se unan a vosotros y a mí para felicitarnos por la adquisición que esta Resp.·. Log.·. Simb.·. acaba de hacer de un nuevo H.·.

    PRIM.·. VIG.·. – Q.·. H.·. Seg.·. Vig.·. y QQ.·. HH.·. de mi Col.·., nuestro VEN.·. M.·. os invita a que os unáis a él y a mí para felicitarnos por la adquisición que esta Resp.·. Log.·. Simb.·. acaba de hacer de un nuevo H.·.

    SEG.·. VIG.·. – QQ.·. HH.·. de la Col.·. del Norte, de orden de nuestro VEN.·. M.·. y por conducto del Q.·. H.·. Prim.·. Vig.·., os invita a que os unáis a él y a mí para felicitarnos por la adquisición que hemos hecho de un nuevo H.·.

     Anunciado, Q.·. H.·. Prim.·. Vig.·.

    PRIM.·. VIG.·. –  Anunciado, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. –  A mí QQ.·. HH.·., por el Sig.·. y la Bat.·. del Gr.·.

    (Todos los HH.·. hacen el Sig.·. y la Bat.·. seguido de Houzzé repetido tres veces)

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. M.·. de Cer.·., conducid al Q.·. H.·. a Or.·. para honrarle por esta noche, y vosotros QQ.·. HH.·. míos, tomad asiento.

    (El M.·. de Cer.·. conduce al H.·. a Or.·. y lo sienta cerca del Srio.·.)

    DE LA PALABRA SAGRADA

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. mío, sin la Pal.·. Sag.·. en ningún Log.·. seréis recibido como Mas.·. ¿Queréis tener la bondad de pasar a la Sría.·. a escribirla, para cerciorarnos de que no la habéis olvidado y de que conocéis su ortografía?

    (Si el nuevo H.·. consiente en escribirla, el VEN.·. M.·. le recuerda su Juramento y le aconseja ponga siempre cuidado en lo que promete. Si se rehúsa a escribirla, se le alaba su discreción, y en seguida dice el VEN.·. M.·.)

    FELICITACIÓN

    VEN.·. M.·. – QQ.·. HH.·. Prim.·. y Seg.·. VVig.·., servíos suplicar a los QQ.·. HH.·. que decoran vuestras CCol.·. como yo lo hago a los Or.·., que presten atención a la Pl.·. de Arq.·. con que va a obsequiar nuestro Q.·. H.·. Orador.

    PRIM.·. VIG.·. – Q.·. H.·. Seg.·. Vig.·. y QQ.·. HH.·. de mi Col.·. nuestro VEN.·. M.·. os pide prestéis atención a la Pl.·. de Arq.·. con que nos va a obsequiar nuestro Q.·. H.·. Orador.

    SEG.·. VIG.·. – QQ.·. HH.·. de la Col.·. del Norte, nuestro VEN.·. M.·. por conducto del Q.·. H.·. Prim.·. Vig.·., os pide pongáis atención a la Pl.·. de Arq.·. con que nos va a obsequiar el Q.·. H.·. Orador.

     Anunciando, Q.·. H.·. Prim.·. Vig.·.

    PRIM.·. VIG.·. –  Anunciando, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. – Q.·. H.·. Orador, tenéis la Pal.·.

    ORADOR – VEN.·. M.·. y QQ.·. HH.·.…

    (Cuando concluye de hablar, dice:)

    Cumplidas vuestras órdenes, VEN.·. M.·.

    VEN.·. M.·. –  En pie y al Orden QQ.·. HH.·. uníos a mí para dar las gracias a nuestro Q.·. H.·. Orador, conmigo por el Sig.·. y la Bat.·. del Gr.·.

    (Todos los HH.·. cumplen la orden)

    VEN.·. M.·. – Tomad asiento, QQ.·. HH.·. la Cer.·. de Inic.·. ha terminado .