Después de 5481 días de relación con ella, he aprendido a humanizarla y dejar de idealizar el amor que le profeso, ciertamente cuando la conocí no me cansaba de CREER que era lo mejor que me había podido pasar… Hermosa, sensual, grácil, inteligente, amable, certera, coqueta, celosa, incansable, inalcanzable algunas veces y difícil en muchas ocasiones, pero así me enamoré de ella, de todo lo que yo logro hacer cuando estamos juntos, no puedo olvidar su primer regalo y su aceptación a esta relación… me regaló ¡LA GRAN LUZ Y UN MANDIL! ¿Te imaginas que una relación que has buscado por mucho tiempo y anhelado con un sincero deseo de que todo te salga bien a largo plazo, como regalo de inicio te den un mandil y te digan que te regalan la gran luz? Al momento de escribir estas líneas y evocar el recuerdo mi corazón empieza a latir como el primer día que la conocí, parecería que quiere salirse de mi caja torácica, incluso un sentimiento de llorar me hace detenerme unos momentos para continuar con este escrito… Si tan sólo pudieran ver como se nos cristalizaron los ojos de ambos de emoción por recordar todo el camino que hemos recorrido. (inserta aquí un suspiro profundo)

Iniciamos como toda relación… Emocionados, ilusionados, con muchísimas ganas de crecer, madurar, hacer una vida juntos y hasta hoy nos mantenemos en nuestro barco con destino hacia la inmortalidad de nuestra relación, para ella y para mi somos especiales, aunque al principio creíamos que lo más importante era que todos reconocieran nuestra relación y nos aprobaran, al paso del tiempo hemos aprendido que la relación es personal e intransferible, no necesitamos ni la aprobación, ni el reconocimiento, cuando perdíamos el tiempo buscando eso, dejábamos de atender nuestra relación, nos perdíamos en la forma de lo socialmente aceptable y olvidábamos el fondo trascendente de nuestros objetivos y del porqué la iniciamos. No pienso que haya relaciones sencillas ni que durante todo el proceso de aprendizaje no haya caídas, raspones, tropezones y muchísimos tragos amargos, pero hoy decidimos compartir contigo este trago dulce de felicidad y celebración por nuestra relación. Esa es tu elección, ni estás obligado a celebrar con nosotros, ni a felicitarnos, ni aprobar nuestra relación, esto es un relato, después de muchas noches de soledad, de días sin sol, de no hablarnos por meses, hemos aprendido que nuestro siguiente paso en la relación es el compartir nuestra experiencia, para lo que tu gustes, nuestra experiencia es eso, “EXPERIENCIA” no un manual, no una verdad, no la razón, sólo micro-relatos de momentos que tu decidirás que hacer con ellos.

El liberar nuestra relación de la espera de la aprobación social ha permitido que nos quitemos las máscaras, que dejemos de ser hipócritas y fementidos con la relación, ¿Por qué digo esto? Porque al principio tratábamos de que todo saliera bien, todo el tiempo tratando de ser perfectos e intachables, una relación de muy buen ver y envidiable, pero superficial y acartonada, sin riesgos, sin sabor diría yo, una relación mecánica preestablecida para satisfacer un patrón de conducta esperado para ser aprobado, pero fue parte del proceso de aprendizaje, el comprender que nuestra relación siempre ha sido nuestra, no de nosotros ni de ustedes ni de ellos, sino mía y suya. Hoy diría que somos muy humanos y terrenales, no nos ocultamos, no tratamos de aparentar, bromeamos como buenos amigos que somos sobre nuestras propias historias, criticamos nuestra relación para mejorarla, evidenciamos nuestras carencias en este proceso de aprendizaje, aprendemos de lo que vemos en otros, somos honestos y la honestidad en México tiene una connotación negativa, aquí la honestidad en general tiene un precio a pagar y es el ser juzgado, mal visto y rechazado por la gente. No, nos importa que se la pasen criticándonos, nadie vive nuestra relación por, ni con nosotros, sólo son puras habladurías y también son útiles, para recordarnos que tipo de relación no nos interesa tener con otros.

Lo sabíamos cuando elegimos el camino de compartir nuestra relación, hubo algunos atrevidos que incluso nos amenazaron de hablar con nuestros padres para que intentaran deshacer nuestra relación, para que nadie nos hablara, para tratar de restarle legitimidad a la relación, para ser rechazados socialmente. Hoy los vemos en la distancia, con la frustración e impotencia de ser personajes acartonados, anónimos y mecánicos, nuestra relación es pura, libre y sin mancha, aunque te cueste trabajo creerlo o leerlo. Como te lo dije con anterioridad, esto es un relato, lo que tu hagas con el, sólo te es relevante a ti, nosotros estamos viviendo nuestro amor, te exhortamos a que vivas el tuyo y después de algunos días, nos compartas tu experiencia.

Y ¿Cómo es que te enteras de nuestra relación? Seguramente has visto un meme, un video o un escrito que hicimos juntos, sabemos de antemano que ni compartes todo, ni te va a parecer todo, ni lo que vivimos es algo que tu hayas experimentado, vayas a experimentar o que no haya experimentado alguien más, estas relaciones mecánicas que hemos visto al paso del tiempo en nuestro entorno y que también vivimos en algún momento nos parecen toxicas y nocivas… Esto ha hecho que decidamos compartir la nuestra para que otros se den cuenta que las relaciones son algo más complicado que replicar modelos de conducta establecidos para satisfacer a otros y usar formulas incuestionables y caminos que ya ni siquiera son viables, cuando se abrió el camino del internet cambió la forma en que las relaciones funcionan en todos los niveles, principalmente en su forma de comunicación.

Y por supuesto, seguimos escuchando de los tradicionalista que nuestra relación.. Bla, bla, bla, bla, bla… Decidimos no escucharlos más, porque no tiene sentido alguno, quien quiera leer, compartir y reflexionar, lo hará, quien no, puede seguir viviendo bajo su esquema, la felicidad y el éxito de una relación es un camino que inicia igual para todos, pero el destino al no ser el mismo ni los medios de transporte intelectuales iguales, algunos llegarán antes, otros después y muchos no llegarán ni a la mitad del camino.

Esto no es un escrito para desilusionarte o para buscar que no sigas este camino, más bien es un escrito para invitarte a una reflexión profunda, a un análisis concienzudo, a determinar exactamente que haces parado en la relación que te encuentras, ¿Estás buscando reconocimiento, aprobación, títulos nobiliarios, grados, bandas, la razón? Como inicio tu relación y para que la iniciaste? ¿De manera súbita abandonaste la relación? ¿Estás enamorado pero aún no das el paso? ¿Te ilusionaste y te diste cuenta que no era lo que tu creías? Esta es una relación muy complicada, porque no se resuelve con “te amos” “te quiero” “me gustas” “un chocolatito” “unas flores” “un anillo de compromiso” “documentos que avalen la relación” etc… Esta relación se nutre intelectualmente y depende en su totalidad del estudio, sólo es posible avanzar y evolucionar en esta relación si se comprometen a estudiar todos los días y aplicar lo aprendido, aquí el crecimiento del amor se da con acciones que son fruto del estudio, la reflexión y la acción, no hay otra forma de lograrlo ¿Estás dispuest@ hacerlo?

En este camino poco común del amor te encontrarás muchísimos gurus atrapados en falso saber, llenos de soberbia, de ira, de ego, que todo el tiempo van a querer decirte que hacer con tu relación y te los vas a encontrar siempre, por supuesto que cuando lo ves de lejos y la primera vez que los conoces, parece que tienen la relación perfecta, envidiable e inigualable, pero cuando visitas su casa intelectual, está vacía y es una obra negra (es decir en construcción). Se pasaron tanto tiempo buscando ser aprobados que nunca terminaron su proyecto de relación y hoy se autocastigan buscando que todos los aprueben y les digan que su relación si es la mejor y cuidado donde no los apruebes o los cuestiones porque empezarán a gritarte que tienes envidia, celos, que eres ignorante, que no es de tu grado, que no sabes de lo que hablas y que ellos si saben muchísimo, mi consejo es, evitarlos, es una pelea innecesaria y que perdieron ellos hace mucho tiempo. (inserta aquí un suspiro cansado).

Hacer pública nuestra relación ha sido una experiencia enriquecedora y por enriquecedora no me refiero a que todo ha sido miel sobre hojuelas, todo tipo de comentarios nos han vertido, TODO TIPO, pero hemos aprendido que la sabiduría no proviene del adoctrinamiento o la imposición, sino de ser felices con las acciones, las experiencias y los buenos ratos que nos dan los que nos comparten de buena lid su relación.

No tenemos intención alguna de terminar esta relación, nos propusimos que su fin sea nuestro último suspiro y aunque ya han pasado 15 años y todo nos ha pasado, en este momento que nos estás leyendo nos estamos tomando de la mano y nos vemos de forma fija, enamorados, como el primer día, con mucha ilusión, así que piensa que cuando te contamos algo de nuestra intimidad es para reflexionarlo, porque criticarlo cualquiera puede hacerlo, aprende a disfrutar tu relación y ENTENDER, COMPRENDER y RESPETAR que también existen otras relaciones y no son menos importantes que la tuya ni la tuya es la mejor, haz valer tu felicidad más que tu necesidad de aprobación o tener la razón.

Por supuesto que ya en este tiempo estamos considerando tener nuestro primer hijo intelectual, algo que cuente nuestra historia, pero nos vemos jóvenes aún y queremos tener más experiencias antes de dar ese salto cuántico.

Te agradecemos que te hayas tomado el tiempo de leer nuestra historia, esperamos que te sea de utilidad y que en momento de oscuridad te recuerde que nunca has estado sólo, ni nunca lo estarás. Esta relación sólo se termina cuando la dejas morir, cuando te parece irrelevante el estudio, cuando deificas a la tecnología, al dinero, a las pertenencias, al reconocimiento de otros, cuando restas importancia a tu propia existencia para esperar que una marca, un producto o una persona le da valor y sentido a tu vida. No puede tener fin esta historia porque se sigue viviendo/escribiendo, pero si esperamos que tu también puedas escribir algún día la tuya y que sea de progreso para tod@s, fortísimo abrazo fraterno.

Para la Posteridad
¿Te gustó la publicación? ¿Me invitas a tomar un café? dale clic y ve como hacerlo en la cafetería virtual de hermanobenjamin en Patreon!
Categories: Uncategorized

2 Comments

Homero Martínez · octubre 20, 2019 at 8:05 am

Un texto profundo y sincero. De esos textos que cuando la persona los escribe, casi no les hace corrección final porque son auténticos. Un fuerte, fuerte, fuerte abrazo fraterno Hermano Benjamín.

    hermanobenjamin · octubre 22, 2019 at 6:58 pm

    ¡Saludos! Fortísimo Abrazo de Regreso

Deja un comentario

Abrir chat
¡Hola!
¿Te gustaría recibir actualizaciones que incluye escritos, videos, audios, memes y más?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: