Los primeros caracteres empleados para fijar los pensamientos o imágenes fueron emblemáticos y representaban las tareas de laboreo, las artes más usuales de la vida o las observaciones astronómicas. El alfabeto jeroglífico, es decir, el que representa los pensamientos por medio de imágenes, debió de preceder en mucho tiempo al alfabeto silábico. En Egipto tuvieron su origen los jeroglíficos y los primeros alfabetos. La Masonería ha adoptado también sud caracteres propios para los diversos alfabetos de sus sistemas, grados, materias, etc.

Abrines, L. F. (2003). Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa. | Emrys | 24/08/2022