Se llaman así las prendas que constituyen el traje masónico del obrero en actividad, y consisten en mandil, banda, collar y alhajas, según las diversas jerarquías. Los adornos de Logia  son el conjunto de objetos que caracterizan simbólicamente el lugar en donde se reúnen los masones y celebran sus trabajos. Los más generales son tres: el pavimento o mosaico, la hopa recortada y la estrella flamígera.

Abrines, L. F. (2003). Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa. | Emrys | 09/08/2022