En la antigua Grecia era el nombre de un manto hecho de una sola pieza de tela, que se colocaba en doble sujetándolo con un broche que caía debajo del cuello. En algunas Logias, los hermanos suelen envolverse con estas abollas durante la iniciación de profanos, en la recepción del grado de Maestro y en otros.

Abrines, L. F. (2003). Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa. | Emrys | 02/08/2022