Nombre que en la iniciación antigua del Egipto se daba a uno de los malos compañeros. Este nombre conforma la relación legítima de los mitos modernos de la Masonería con los antiguos, pues esa palavra significa el que derriba al padre, y hoy se representa a los malos compañeros como enemigos del padre ostensible de los hombres, el Sol. Véase Abiram.

Abrines, L. F. (2003). Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa. | Emrys | 02/08/2022