En Masonería se dice Abatir columnas en el sentido de suspender los trabajos activos, cerrar o disolver temporal o definitivamente una Logia. Para acordar el abatimiento de columnas es necesario que se convoque a una tenida magna con este exclusivo objeto, mediante una plancha o boletín pasado a todos los obreros miembros activos del cuadro, con tres días de anticipación por lo menos. Cualquiera que sea el resultado de la votación, el abatimiento, suspensión o disolución de la Logia nunca podrá llevarse a efecto cuando siete hermanos, de los cuales cinco por lo menos posean el grado de Maestro o Superior, se propongan continuar los trabajos, puesto que constituyen el número prescrito por los Rituales para legalizar los trabajos y constituir Logia justa y perfecta.

Abrines, L. F. (2003). Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Masonería. Editorial Herbasa. | Emrys | 21/07/2022